Viajes de yoga: una mañana en Delhi

Si tienes un día en Delhi y quieres visitar algo autentico e interesante no te puedes perder la city walk organizada por la ONG Salaam Baalak.
A parte de ofrecer un recorrido original por las callejuelas de la ciudad antigua, visitar el mercado de las especias, rincones escondidos de la ciudad como tiendas y templos locales, escucharás las historias personales de tus guías, jóvenes que vivieron su infancia en la calle y fueron rescatados por obra de esta asociación.
Salaam Baalak nació en los años '80 por iniciativa de Mira Nair con la grabación de la película Salaam Bombay!, una película que denuncia las duras condiciones de vida de estos niños. En su rodaje emplea niños de la calle a los que empezaron a hospedar en una terraza de la policía en la estación de New Dehli, para llegar a acoger al día de hoy hasta 8.500 niños al año en 25 centros.
Al final del recorrido por el casco antiguo, llegamos a visitar uno de sus centros donde los niños nos esperan con una sonrisa y mucha curiosidad, nos enseñan sus actividades, las salas donde juegan, hacen deberes, hacen teatro, comen, duermen.
Nuestras guías Sanju y Lalit nos explican como entraron hace años en este centro y pudieron escolarizarse y llegar a ser estudiantes universitarios independientes al día de hoy, trabajando para la ONG como guía part-time y sensibilizando los participantes sobre la realidad de estos niños.
Nos explican como de difícil es para los operadores de la ONG ganarse la confianza de los niños para que acepten entrar en las casas de acogida, ya que están acostumbrados a escapar a diario de peligros como los recluta dores de trabajo infantil. Secuestran a los niños para mantenerlos encerrados trabajando muchas horas al día en condiciones durisimas. A pesar de la creciente denuncia de casos de explotación infantil sigue siendo difícil detectar estos laboratorios clandestinos debido a los problemas de corrupción en los cuerpos de policía. 
Salaam Baalak y sus trabajadores permiten volver a ofrecer a estos niños una vida normal y segura, una vida de niño, que juega, estudia y sueña...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *